Cuba prepara modificación al Código Laboral.

PAZPAZPAZPAZ

LA HABANA, 15.12.12.- Las autoridades cubanas preparan hoy una reforma al Código del Trabajo vigente en la isla para favorecer al creciente sector no estatal que en la actualidad abarca a unas 400.000 personas.

Esta semana, la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) aprobó la realización de una consulta popular de un Anteproyecto de Código del Trabajo, que, de acuerdo con el presidente Raúl Castro, “actualiza las políticas laborales y los derechos y deberes de trabajadores y empleadores, tanto estatales como no estatales”. El acuerdo adoptado por el parlamento facultó a la Comisión Permanente de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, así como a la de Asuntos Económicos, para organizar y controlar el proceso de consulta, de conjunto con la Central de Trabajadores de Cuba y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Hace unos meses, la presidenta de la Sala de lo Laboral del Tribunal Supremo Popular, Vivian Aguilar, dijo a la prensa local que en el actual Código, aprobado en 1984, algunas de sus regulaciones aún mantienen vigencia, pero otras fueron modificadas porque los derechos laborales en el sector estatal también son inherentes a los empleados privados.

“Los derechos laborales, considerados fundamentales por la Organización Internacional del Trabajo, de los que laboran en el sector estatal también son inherentes a los cuentapropistas (como se llaman aquí a quienes trabajan fuera del sector estatal)”, afirmó Aguilar.

La jurista mencionó entre esos derechos el salario de conformidad con la cantidad y calidad del trabajo, el descanso, y la protección por la seguridad social en casos de accidente o alguna enfermedad.

Aguilar señaló que hasta el momento los conflictos o reclamaciones de los privados “no han sido significativos” y no hay previsión de que se produzca un despegue de reclamaciones de estos trabajadores en los tribunales.

Sobre la base de que en la sociedad cubana actual los privados, según las funciones que ejercen, tienen diversas características, los de más y menos ingresos y quienes laboran para otros, el abogado Pavel Pettersen consideró necesario definirlos jurídicamente, como figuras independientes.

El especialista en derecho laboral explicó que el objetivo no es limitarlos sino lograr una tutela y gestión más efectiva, así como un mejor control.

“En realidad, algunos de ellos no trabajan por su cuenta, sino que lo hacen para otra persona, a cambio de una retribución y dentro de un modo de organización que le impone ese individuo. Es decir, lo que cambia es la naturaleza del empleador”, señaló Pettersen.

El experto indicó que “puede decirse que son figuras desprotegidas, pues lo que funciona para otros, para ellos puede no serlo como pasa en aquellas cuestiones relacionadas con jornada laboral, certificados médicos, garantía salarial, seguridad y protección del trabajo”.

“Un trabajador de una entidad estatal se enferma y tiene derecho a un certificado médico. Pero si labora de manera particular, el dueño puede decirle que no le va a pagar. Es un tema muy sensible; son garantías que por ahora ellos no tienen”, apuntó.

De acuerdo con cifras oficiales, en la actualidad unos 400.000 cubanos ejercen algunas de las más de 180 actividades privadas permitidas por el gobierno.

Estas plazas eliminan puestos de trabajo en el sector público, como parte de un plan para aligerar las plantillas estatales que constituye una parte del actual programa de “actualización del modelo económico” de la isla.

Durante el año pasado, 140.000 empleos estatales fueron cerrados en una primera etapa del “reordenamiento laboral” que impulsa el presidente Raúl Castro, quien además promueve la ampliación del trabajo privado.

El plan gubernamental prevé eliminar de manera progresiva hasta 2015 a medio millón de empleos en el área estatal, según la unitaria Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

El “reordenamiento” también busca modificar la estructura laboral del país, donde el mayor porcentaje de la fuerza de trabajo está ocupada en el sector de los servicios y no en la esfera productiva.

El gobierno prevé que el aporte del sector no estatal al Producto Interno Bruto (PIB) de la isla crezca hasta alcanzar casi un 50 por ciento en los próximos cinco años como parte del proceso de “actualización del modelo económico” hoy en marcha.

“Hoy casi el 95 por ciento del PIB del país es producido por el estado. Dentro de cuatro o cinco años, el 40 o el 45 por ciento será producido por diferentes formas de producción no estatales”, dijo semanas atrás el vicepresidente Esteban Lazo.

Lazo aseguró que esos cambios –que incluyen el incremento de los trabajadores por cuenta propia– y los ingresos fiscales que se generen obligarán a los gobiernos locales a mejorar sus niveles de eficiencia. Todas esas medidas forman parte de un programa de “actualización del modelo económico” que impulsa el presidente Castro y fue refrendado en abril del pasado año por el VI Congreso del Partido Comunista con la aprobación de una “hoja de ruta” con más de 300 disposiciones.Xinhua.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE BORIS

Anuncios

Acerca de Boris Cuba Moscu

Ciudadano cubano con status de emigrante
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s