CUBAMINREX: Intervención de S.E. Sr. Rodolfo Reyes Rodríguez, Embajador, Representante Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, en el Debate del Consejo de Seguridad sobre el tema “Enfoque integral de la lucha contra el terrorismo”. Nueva York, 15 de enero de 2013

PAZPAZPAZPAZ

Señor Presidente:

Cuba apoya la declaración formulada por el representante de Irán a nombre del Movimiento de Países No Alineados.

El Gobierno de la República de Cuba, reafirma su más profundo rechazo a todos los actos, métodos y prácticas terroristas en todas sus formas y manifestaciones, por quien quiera, contra quien quiera, y donde quiera que se cometan, sean cuales fueren sus motivaciones, incluidos aquellos en los que hay Estados directa o indirectamente involucrados.

Cuba condena, asimismo, toda acción que tenga por objeto alentar, apoyar, financiar o encubrir cualquier acto, método o práctica terrorista.

Nuestro país posee un historial impecable de lucha contra el terrorismo, y jamás ha permitido, ni permitirá, que en territorio cubano se realicen, planifiquen o financien actos terroristas contra ningún país.

Cuba ha adoptado e implementa medidas legislativas, administrativas, e institucionales, con el objetivo de prevenir y reprimir todos los actos y actividades terroristas y otras relacionadas directa o indirectamente con ellas, incluidas las que se vinculan con la financiación del terrorismo, la protección y vigilancia de las fronteras, el tráfico de armas, la cooperación judicial y la adhesión a instrumentos jurídicos internacionales en materia de prevención y represión del terrorismo internacional.

Cuba cuenta con una legislación efectiva “Contra actos de terrorismo”, la Ley 93, aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, la cual tipifica todos los actos de terrorismo internacional como delitos graves y establece penas muy severas, conforme a las obligaciones internacionales.

Cuba es Estado Parte en 14 de los convenios internacionales existentes en materia de terrorismo y cumple estrictamente las obligaciones emanadas de las resoluciones 1267, 1373 y 1540 y otras conexas del Consejo de Seguridad.

Señor Presidente:

Cuba está convencida de que la única manera efectiva de prevenir y combatir el terrorismo es mediante la cooperación bilateral y multilateral entre todos los Estados, sobre la base del respeto mutuo, la no injerencia en los asuntos internos y la igualdad soberana de los Estados.

Al propio tiempo, consideramos que la comunidad internacional no debe aceptar que bajo la bandera de una supuesta lucha contra el terrorismo, determinados Estados cometan actos de agresión e injerencia en los asuntos internos de otros Estados; ejecuten o permitan violaciones flagrantes de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, o ejecuten actos unilaterales contrarios a la Carta de las Naciones Unidas y los Principios y Normas del Derecho Internacional.

Cuba ha sido víctima del terrorismo. El pueblo cubano ha perdido 3 mil 478 de sus hijos, que han muerto víctimas de acciones terroristas ejecutadas durante medio siglo contra nuestra Patria. Otros 2 mil 99 han quedado incapacitados para siempre por la misma razón. La mayoría de estas acciones han sido organizadas, financiadas y ejecutadas desde el territorio de los Estados Unidos.

La arbitraria e injustificable inclusión de Cuba en la lista anual del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre los supuestos “Estados patrocinadores del terrorismo internacional”, elaborada bajo insostenibles pretextos y sin presentar la menor evidencia de participación o vinculación de nuestro país en acto terrorista alguno, constituye un ejercicio espurio y políticamente motivado.

Cuba rechaza, por ilegítimo, ese mecanismo mediante el cual el Gobierno de los Estados Unidos se arroga el derecho a certificar la conducta de otras naciones en materia de terrorismo y a emitir listas discriminatorias y selectivas, con fines políticos,  mientras asume una posición doble rasero, al no juzgar y permitir que sigan en libertad los responsables confesos de horrendos actos terroristas contra Cuba y otros países de nuestro hemisferio.

El Gobierno de los Estados Unidos también ha desconocido la cooperación que ha recibido de Cuba, y mantiene sin respuesta las reiteradas propuestas cubanas de concertar un programa de cooperación bilateral para combatir el terrorismo.

Cuba reitera su denuncia contra el terrorista más connotado del Hemisferio Occidental, Luis Posada Carriles, quien se mueve libremente en los Estados Unidos, bajo la protección de las autoridades norteamericanas. Nada justifica el incumplimiento por parte del Gobierno de los Estados Unidos de sus obligaciones internacionales de juzgar o extraditar a ese terrorista por sus crímenes, a quien en los propios documentos desclasificados de la CIA y del Buró Federal de Investigación (FBI), se le identifica como el autor intelectual de la voladura en pleno vuelo de una aeronave de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976.

Paradójicamente, el Gobierno estadounidense mantiene arbitraria e injustamente privados de su libertad a cinco cubanos inocentes, luchadores contra el terrorismo, que solo trataban, con elevado altruismo y valor, de obtener información sobre los grupos terroristas ubicados en Miami para prevenir sus actos violentos y salvar vidas de ciudadanos cubanos y estadounidenses.

Por tanto, Cuba reclama la liberación inmediata de Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort, René González Sehwerert y Antonio Guerrero Rodríguez.

Señor Presidente:

La Asamblea General es el órgano  mandatado para atender y hacer avanzar las medidas necesarias para eliminar el terrorismo internacional, y  para desarrollar una cooperación internacional efectiva que permita combatir este fenómeno. La Asamblea  General  ofrece el marco idóneo para lograr dichos objetivos.

Cuba reafirma la importancia de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo aprobada por la Asamblea General, como un instrumento central que debe guiar los esfuerzos de los Estados en la lucha global contra el terrorismo.

Cuba respalda la adopción de una Convención General sobre Terrorismo Internacional, que defina el terrorismo clara y abarcadoramente, incluya las actividades de las personas al mando de fuerzas armadas de un Estado y otros actos que no estén reguladas por el Derecho Internacional Humanitario, y garantice una clara distinción entre el terrorismo y la lucha legítima de los pueblos por su independencia y en defensa de su derecho a la libre determinación. Esta Convención debe cubrir las deficiencias y omisiones del marco jurídico vigente.

Al propio tiempo, Cuba confirma su convicción de que no será posible erradicar el terrorismo mediante la guerra, la selectividad, la impunidad y los dobles raseros; de que no podrá haber una cooperación efectiva si solamente se condenan algunos actos terroristas mientras se silencian, toleran o justifican otros, o sencillamente se manipula el tema para promover mezquinos intereses políticos.

Por último, reitero la disposición del Gobierno cubano a cooperar con cualquier Estado en la prevención y el enfrentamiento al terrorismo internacional sobre la base del respeto mutuo, la igualdad soberana y los principios y normas del Derecho Internacional, incluida la Carta de Naciones Unidas.

Muchas gracias.

(Cubamirnex/Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas)

Anuncios

Acerca de Boris Cuba Moscu

Ciudadano cubano con status de emigrante
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s