Rusia y Cuba forjan una nueva alianza

PAZPAZPAZPAZ

El petróleo en territorio cubano, en el Golfo de Méjico, vuelve a unir a los dos países.

23.02.13.- Fidel Castro se reúne en La Habana con el primer ministro de Rusia. Esta es una noticia que se podría haber dado hace 50 años, pero es de esta misma semana. Ya no estamos en la guerra fría, y esta Rusia no es la URSS que se extinguió en 1990. Cuba, sin embargo, sigue manteniendo su sistema político y económico basado en la opresión. Y, aunque convaleciente y en un segundo plano, Fidel Castro sigue mandando en el régimen. Cuba continúa como si el mundo no hubiese cambiado varias veces. Pero lo ha hecho. Y en uno de esos jirones de la historia, se ha vuelto a acercar a Rusia.

El primer ministro ruso, de visita en Cuba, es Dimitri Medvedev, el recambio de Vladimir Putin, que es quien ocupa en realidad las dos primeras magistraturas del Estado. Los términos de sus negociaciones son puramente comerciales. Los intercambios económicos entre los dos países alcanzaron el pasado año un valor de 150 millones de euros, muy poco incluso para el peso económico de Cuba, que sigue manteniendo ese equilibrio entre no permitir una riqueza que dotara de medios de defensa a sus ciudadanos, y las muertes por inanición que sufre, por ejemplo, Corea del Norte. Rusia, el Estado que más oro compra del mundo, que tiene una economía floreciente, no tendría porqué detenerse en este archipiélago del Caribe.

Pero Rusia viene buscando una riqueza que guarda el subsuelo cubano. Gazprom Neft está perforando el océano, en el golfo de Méjico, en territorio cubano. Hasta el momento, todos los intentos de encontrar petróleo han sido infructuosos. Cuba se juega algo más que unos ingresos a partir del petróleo que pueda encontrar Rusia en su territorio. Dos tercios del combustible que consume proceden de Venezuela. Forma con aquél país una alianza económica y política, que ahora se tambalea con la salud de Fidel Castro y de Hugo Chávez. Rusia podría ser un socio estable, que le proveería de nuevo de combustible. Sólo que a partir de petróleo extractado bajo su suelo, y no procedente de Rusia.

Los dos países prácticamente rompieron sus relaciones tras la caída del muro de Berlín. Putin ha sido el hombre que empezó a estrechar lazos con Cuba, país al que visitó en el año 2000. En 2006 La Habana recibió a Mikhail Fradkov, primer ministro ruso. En aquélla visita el régimen recibió un crédito de 335 millones de dólares que le permitió recuperar piezas de repuesto de maquinaria y de armas soviéticas, que aún se acumulaban en suelo cubano. En 2009 era Raúl Castro, el Medvedev de Fidel, quien visitaba Moscú.

En julio de 2012, Raúl repitió la visita a Rusia, cuando todavía las relaciones entre los dos países eran bastante frías. Medvedev dijo entonces: “Estamos encantados de acogeros. Espero que seamos capaces de revisar todo el panorama de las relaciones ruso cubanas”. Por JOSÉ CARLOS RODRÍGUEZ.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE BORIS.

Anuncios

Acerca de Boris Cuba Moscu

Ciudadano cubano con status de emigrante
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s